Lo que dicen sobre el curso del Matrimonio…

“El curso del Matrimonio fue la clave para ayudar a mi esposo y a mí misma a entendernos el uno al otro, aprendiendo a respetarnos, nos mostró la honestidad y la confianza, y cómo hablar cuando uno está molesto y no guardar rencor.

Estábamos al borde de la separación, pensando que no había manera de reparar el daño.  Una de las cosas que faltan en la tradición africana es la comunicación, ya que el marido siempre está a cargo y tiene derecho en todos los aspectos. En nuestra cultura, los hombres son dominantes, las mujeres son tímidas para expresar sus sentimientos, y en la mayoría de los casos esto se traduce en divorcios.  No tenemos consejeros matrimoniales para arreglar los matrimonios.

Les estamos muy agradecidos a la Iglesia de Scientology.  Después de haber leído este folleto, he llegado a aprender y entender que el matrimonio es la base de la unidad familiar”.  – J. F.

-*-*-

“Cuando me enfrentaba a desafíos en mi matrimonio,  pensaba que acabaría en divorcio hasta que descubrí a Los Ministros Voluntarios en Internet. Mi vida era muy triste, y yo nunca había tenido momentos felices con mi marido.

Al hacer el Curso del Matrimonio me descubrí a mí misma una vez más y he renovado mis fuerzas. Me encontré a mí misma siendo capaz de hablar con personas que tienen problemas en el matrimonio y ser una consejera, proporcionándoles la información (los folletos). En el momento en que comencé a compartir la información que encontré, quise estar casada, no divorciada, y me di cuenta de que los problemas pueden ser resueltos y la gente puede empezar una nueva vida después de pasar por momentos horribles si se les da la información necesaria para resolver sus diferencias.

Estar casado es un honor y por medio de la comunicación tendrás el mejor matrimonio que nunca hayas tenido. Yo era una mala comunicadora, por lo que doy las gracias a Los Ministros Voluntarios que me alentaron a hacer las prácticas, si las haces te descubrirás a ti mismo de nuevo.

No hay nada imposible en un matrimonio, siempre y cuando dispongas de la información de Los Ministros Voluntarios. Soy una persona nueva y he cambiado y mis amigos que tenían los mismos problemas están empezando a apreciar su matrimonio también”. – J. M.

Anuncios