He oido que la Cienciologia…

Estimad@ lector/a:

la frase “he oído que Cienciología…” o “me han dicho que…” o “es verdad que…” es muy común cuando las personas hablan de esta religión cuando no la conocen directamente. Este trío de frases tiene un punto negativo y otro positivo. El negativo es que generalmente viene predecido por oidas típicas del juego del teléfono, comentarios vilipendiosos etc, pero el punto positivo, es que la gran realidad es que existe un verdadero interés en saber qué es.

Oímos o leemos con frecuencia, titulares impactantes, que chocan al sentido común, y que cuando profundizas a leer el artículo completo (el que le dedique tiempo a hacerlo claro está), se encuentra con que las fuentes de la información son “el amigo del primo, del hermano, del vecino de alguien que vi…” o “fuentes cercanas” o “un amigo íntimo de…” . Otras veces, esos artículos nos dicen que la revista “LOPUBLICOAUNQUESEAFALSO.YA” o el periódico “SOYAMARILLO.YQUE” (quienes citan como fuente al amigo del primo del que he hablado antes), han publicado que “…las vacas voladoras vuelan sin alas”. Pero una de las cosas curiosas es que aunque el periodismo es una profesión neceseria e incluso buena si se utilizaran bien, demasiados periodistas se ven forzados a citar como “fuentes” a otros medios y empiezan así con el famoso juego del teléfono, en el que el hecho sobre el que se basa la primera declaración, no tiene nada que ver con lo que al final sale publicado.

Lo cierto es que Cienciología es muy nueva, y que no todo el mundo sabe lo que es, de ahí que mi iglesia (si, iglesia, aunque seguramente distinta al concepto general que se tiene de iglesia) haya montado una de las redes de internet más completas a nivel mundial sobre un movimiento religioso a través de la web www.scientology.org (en 16 idiomas). De hecho, casi podría asegurarte de que al menos el 75% de las cosas que “oigas” o leas sobre Cienciología, seguramente son falsos o como mínimo estan fuera de contexto, pues realmente es un campo basado por completo en el sentido común y el pensamiento lógico.

Seas una persona religiosa o no, lo básico sobre Cienciología es que encontrarás que se sigue una larga tradición de prácticas religiosas y espirituales, y que en sus raíces podrás descubrir las creencias y aspiraciones de incluso las religiones o filosofías más grandes y más antiguas, tan antiguas como la propia existencia del ser humano.

Mientras que el conocimiento que encuentras en Cienciología proviene de la sabiduría de más 50.000 años, Ronald Hubbard logró desarrollarla aislando las verdades, las leyes fundamentales de la vida y de toda esa sabiduría y desarrollando una tecnología, una metodología de aplicación de todos esos conocimientos, de forma que las personas los pudieran aprender y más importante aún: que la información pudiera aplicarse a la vida y ser utilizada de manera efectiva en pos de la felicidad y de la verdadera libertad espiritual del ser como espíritu, inclusive aquí en la Tierra, sin que tengamos que entrar en este momento en si hay algo más allá de los cuerpos o no. En Cienciología hemos experimentado que efectivamente hay algo más de los que vemos con nuestros ojos, pero lo importante, en primer lugar, es que cada persona pueda llegar a ser feliz aquí, y por sus propios medios, sin aditivos químicos.

Es significativo que el desarrollo de Cienciología y su rápida difusión haya sido posible, en parte, gracias a los avances de las ciencias físicas de la primera mitad del siglo XX. Constituye la primera aplicación real que el hombre hace de la metodología científica a las cuestiones espirituales.

Atte. Ivan Arjona

Anuncios