La Salvación

El camino de Cienciología hacia la salvación espiritual difiere del que siguen las religiones de la tradición judeocristiana. Esto se debe en parte al descubrimiento del Sr. Hubbard de la inmortalidad del thetán y su cualidad de existir aparte de la mente y el cuerpo. Este hecho dispone los linderos de Cienciología mucho más cercanos a las tradiciones orientales del pensamiento religioso en muchos aspectos, incluyendo su concepto de la salvación.

Los judíos y los cristianos creen que el alma vive sólo una vez y que a su muerte resucita como cuerpo espiritual en el cielo o el infierno. Como los budistas, los hindúes e incluso algunos de los primeros cristianos, los Cienciólogos creen que el thetán asume muchos estados corporales en sus repetidos contactos con el universo físico.

Los Cienciólogos también creen que el thetán, y por lo tanto el hombre, es básicamente bueno. Por otra parte, los judíos y los cristianos siguen las enseñanzas del Antiguo Testamento, según las cuales, el hombre tiene dos impulsos intrínsecos – uno bueno y otro malo – que se hallan en lucha constante, como la lucha cósmica entre Dios y Satanás.

Según el planteamiento judeocristiano, la lucha del hombre consiste en superar el lado malo. La teología judía afirma que esto se puede lograr observando los reglamentos cuidadosamente elaborados de la Torah. La teología cristiana enseña que el hombre, como mínimo, debe aceptar la resurrección de Cristo en calidad de fe. En cualquiera de las dos, la promesa de la salvación no se realiza sino hasta la muerte.

La salvación en la religión de Cienciología es muy diferente, y mucho más inmediata. Siguiendo la tradición de ciertas religiones orientales, Cienciología enseña que la salvación se alcanza mediante la ampliación del estado de conciencia espiritual del individuo. La salvación completa del thetán, lo que Cienciología llama la “Libertad Total”, se alcanza mediante la práctica de los servicios religiosos de Cienciología.

A medida que el estado de conciencia espiritual del individuo crece mediante la práctica de Cienciología, crece también su capacidad para determinar sus propias respuestas y soluciones a la vida, el espíritu y la eternidad, y conocerlas con absoluta certeza. Al final, el individuo es consciente de sí mismo como espíritu, independiente de la carne, y de que sobrevivirá, con su memoria e identidad intactas.

El Credo de Cienciología – – Las Metas de CienciologíaDios y Cienciología

Creación del Universo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s